Rincon del luthier > Ajustes vibrato flotante (I)

AJUSTES AVANZADOS DE VIBRATO FLOTANTE (I)

Ajuste del radio de las cuerdas (Altura de las silletas)

Un principio básico en cualquier instrumento de cuerda es que la tensión de afinación de las mismas debe permanecer lo más estable e inalterada posible. El único e imprescindible elemento que puede (y debe) alterar dicha tensión es el mecanismo dispuesto a tal fín –en la guitarra y el bajo, el clavijero-  

Del mismo principio deberíamos deducir que cualquier otro elemento (a excepción de los clavijeros, claro...) que provoque modificaciones en la afinación es antinatural en el instrumento.  Esto fue así hasta la aparición del vibrato

.
El diapasón de la guitarra electrica, a diferencia del de las guitarras clásicas, tiene una cierta curvatura. Esta curvatura está definida como el arco de circunferencia que genera un radio de una cierta longitud.
Dependiendo de la ergonomía particular que el fabricante ha dado al mástil de nuestra guitarra –radios más curvos facilitan la ejecución de acordes; radios mas planos son más adecuados para una digitación rápida y bendings extensos- nos encontraremos con muy distintos grados de curvatura de un instrumento a otro. 
Estos radios tienen longitudes que van desde las 7 ¼ pulgadas (por ejemplo Fender Stratocaster vintage) hasta las 16 pulgadas de muchos modelos actuales de tendencias más modernas (algunos incluso de 18 pulgadas). 

Los fabricantes de los vibratos flotantes más utilizados hoy en día (Floyd Rose, Schaller, Ibanez...) han tenido en cuenta la necesidad de dar las alturas adecuadas a las silletas de cuerda para conseguir un radio de compromiso que resulte adecuado a la mayoría de las guitarras en las que se van a instalar, en algunos casos instalando silletas de distintas alturas (Floyd Rose y la mayoría de sus licencias), en otros, asentándolas sobre una base escalonada (Schaller). 
Pero, aunque el radio propio del vibrato suele ser adecuado en la mayoría de los casos, hay situaciones especiales (guitarras custom, sustitución del modelo de vibrato original, calibres especiales de cuerdas, etc.) en las que resulta necesario modificar las alturas de las silletas de modo independiente y preciso.

Silletas Planas

En esta figura podemos ver como unas silletas de igual altura entre ellas provocan un posicionamiento de las cuerdas sobre el diapasón desprovisto de curvatura, por lo que tenemos un exceso de altura en la primera y sexta cuerda mientras que la tercera y cuarta están excesivamente cerca de los trastes.






En esta otra ilustración podemos ver como modificando las alturas independientemente de cada una de las silletas obtenemos el radio de curvatura adecuado para nuestro diapasón y/o calibre de cuerdas.

Silletas Graduadas


Mastil RadioUn sistema muy preciso y que mantiene la solidez que todo el conjunto necesita es el de introducir bajo las silletas unas finas placas metálicas de poco grosor (entre tres y cinco décimas de milímetro es lo más adecuado).
Existen actualmente unas láminas de acero inoxidable –material perfecto para este cometido- con la forma exacta de la silleta y con el orificio para el tornillo de fijación que impedirá el desplazamiento accidental de la lámina.




En la ilustración se puede ver señalado en color amarillo la situación correcta de la lámina de acero.

Silleta Perfil



Algunas consideraciones que debemos tener en cuenta para dar a cada cuerda la altura adecuada: 

  • No es necesario, ni a veces correcto, dar a las cuerdas el mismo radio de curvatura del diapasón.
  • Debemos obtener la medida de la altura de la cuerda respecto al traste midiendo el espacio libre que queda entre la parte inferior de la cuerda y la parte superior del traste.
  • Como norma general, una cuerda entorchada necesita mayor altura libre que una cuerda plana.
  • Atención con las afinaciones graves. Es en estos casos donde más necesaria se hace esta modificación del vibrato. Con una afinación muy grave, o con afinaciones abiertas, deberemos utilizar calibres de cuerdas muy desproporcionados respecto a los grosores de los juegos de cuerdas mas estandarizados (grosores de 0.060” ó 0.070” en la sexta y 0.009 en la primera, por ejemplo) por lo que también el radio de curvatura que deberemos dar a las silletas será muy extremo y alejado del que tenemos de origen en nuestro vibrato.